Cuaresma - PowerPoint PPT Presentation

View by Category
About This Presentation
Title:

Cuaresma

Description:

Title: Cuaresma Subject: Espiritual Author: Rocio Figuerero Last modified by: Rocio Figuerero Created Date: 2/24/2006 8:29:53 PM Document presentation format – PowerPoint PPT presentation

Number of Views:9
Avg rating:3.0/5.0
Date added: 23 June 2020
Slides: 22
Provided by: Roci1
Category:
Tags: cuaresma | notan

less

Write a Comment
User Comments (0)
Transcript and Presenter's Notes

Title: Cuaresma


1
(No Transcript)
2
Los milagros se consideraban y presentaban como
"demostraciones" de la divinidad de Jesucristo
sólo Dios podía romper las leyes de la
naturaleza. Los signos con que los profetas
habían descrito los tiempos mesiánicos se están
cumpliendo los ciegos ven, los sordos oyen, los
cojos andan, los mudos hablan.
3
Cuando Jesús hace milagros, por tanto, no realiza
"cosas extrañas para demostrar que es Dios", sino
que muestra hasta el fondo el proyecto de hombre
que Dios tiene.
"La existencia del mal en el mundo da origen a
veces al ateísmo, como violenta protesta", dice
la GS 19. Piensan que siendo Dios bueno, no
debería permitir el mal en el mundo. Pero
olvidan que aquí esta en juego el problema de la
libertad. Para evitar todo mal Dios tendría que
gobernar el mundo suspendiendo constantemente
las leyes por las que se rige, o impidiendo el
uso de la libertad humana, cuando es ella la que
causa el mal, como las guerras. Después de la
creación Dios dice "que todo era bueno". Pero
Dios hizo al hombre al principio y lo dejó en
manos de su propia libertad" (Eccl 15,14).
Dios "todo lo ha hecho bien", dicen los que han
visto la curación del sordo. Somos los hombres
los que rompemos su obra. Aunque él no quiere que
su obra se deteriore.
4
Jesús es alguien que muestra que Dios y su Reino
son la liberación de todo dolor que oprime al
hombre, de toda esclavitud que le haga infeliz.
Por eso suscita hombres, personas, mujeres, que
le ayuden a enderezar el descalabro.
5
Al volver Jesús de la región de Tiro, pasó por
Sidón y se fue al lago de Galilea, en pleno
territorio de la Decápolis
Tiro y Sidón eran dos ciudades portuarias a
orillas del mar mediterráneo, de gran
importancia para los fenicios, quienes eran
grandes navegantes y comerciantes del mundo
antiguo. Tenían otra cultura, otra manera de
entender el mundo y otra confesión religiosa.
En el tiempo de Jesús el país de Tiro era una
provincia romana de Siria con la que los judíos
tenían buenas relaciones comerciales, sobre todo
los judíos de Galilea con quienes compartía la
misma frontera. Allí vivían muchos judíos de la
diáspora que habían salido de Israel huyendo de
la guerra o de la miseria, y encontraron en
estas ciudades buenas oportunidades para hacer
negocios y prosperar. Por su sentido
nacionalista y a veces racista, vivían sin
mezclarse con los nativos, a quienes normalmente
llamaban siro fenicios y de manera despectiva
llamaban perros.
6
La Decápolis era un extenso territorio al sur del
mar de Galilea, sobre todo al este del río
Jordán. "Decápolis" -palabra griega que
significa "diez ciudades"- era una federación de
diez ciudades situadas en la Transjordania (al
este del río Jordán), constituida el año 63 antes
de Cristo para debilitar los poderes locales y
reforzar en la región la influencia
helenista. Desde el año 200 a.C. los griegos
habían ocupado ciudades como Gadara y Filadelfia.
En el año 63 a.C. Pompeyo liberó Hipo,
Escitópolis y Pela de los judíos, las anexó a la
provincia de Siria y les otorgó libertad
municipal. Según el historiador Plinio los diez
miembros originales eran Escitópolis, Pela,
Dión, Gerasa, Filadelfia, Gadara, Rafaná, Canatá,
Hipo y Damasco. Luego Tolomeo incluyó otras
ciudades al sur de Damasco.
7
Al llegar a la Decápolis, en donde ya era
conocido después de la curación del poseso de
Gerasa (cfr 5, 20), los nativos notan su
presencia y acuden a él para pedirle otro
milagro. La curación de un sordomudo. Y le
rogaban que, para curarle, le impusiera las
manos. Era gesto familiar a Cristo (Mar_65
Mar_823.25). Igualmente era usado como gesto
de transmisión de poderes y autoridad con el que
los rabinos comunicaban el magisterio oficial a
sus alumnos, lo mismo que signo de transmisión
de bendiciones (Gen_4814ss). Posiblemente
estos que traían al enfermo creían que fuese
condición esencial para la curación este gesto,
pues era de uso tradicional (2Re_511).
8
En el tiempo de Jesús se consideraba que, no
pudiendo oír la ley, no podría cumplirla y, no
pudiendo hablar, no podía alabar a Dios. Un
enfermo así era visto como un muerto en cuanto a
la fe, por no haber podido recibir el alimento de
la palabra divina. Su boca le sirve para comer
pan, pero no sólo de pan vive el hombre.
9
El sordomudo tiene coartadas sus posibilidades de
relación con los demás. Si todo esto nos es
fácilmente comprensible hoy, pensemos hasta qué
punto esto se agravaba en una cultura
fundamentalmente oral.
10
El sordomudo representa a las personas
incomunicadas con sus semejantes y con Dios. Es
la imagen del hombre esclavizado, marginado No
oye, no habla, no se puede comunicar. La
curación supone para el afectado una especie de
resurrección, un nacer de nuevo al mundo de los
hombres y sus relaciones.
11
Primer paso Jesús llevó aparte al sordo
tartamudo lo separó del gentío, tal vez de
algún ambiente hostil en el que se encontraba.
Mucha gente vive en ambientes hostiles donde
recibe estímulos negativos maltratos de palabra
y de obra, desatención, marginalidad, etc.
Estos ambientes les impiden vivir plenamente.
Jesús quiso aplicarle un tratamiento especial,
dedicarse por entero a él y consagrar en él su
atención. De esta forma surgió una atmósfera
en la que el sordo tartamudo pudo ser sanado.
12
Luego metió sus dedos en los oídos. Este es un
gesto de ternura.
Con mucha frecuencia no queremos oír porque las
palabras que escuchamos nos molestan (críticas,
rechazos, gritos) y entonces cerramos los oídos
como un mecanismo de defensa, porque queremos
conservar nuestra tranquilidad. Es posible que
oigamos pero no escuchamos a palabras necias,
oídos sordos, dice el adagio. Meter los dedos
en los oídos significa querer entrar en comunión
con él Los dedos quieren mostrarnos que en
las palabras de los otros, hemos de descubrir su
anhelo su anhelo de amor y su anhelo de Dios.
Incluso en las palabras que suenan hostilmente
se encierra también este anhelo de entrar en
contacto con nosotros.
13
Después le toca la lengua con saliva. Este es un
gesto de amor, de intimidad y de preocupación por
el otro.
Los más antiguos rituales bautismales preveían
ya un rito para los sentidos (ojos, en Act 9,
18 nariz y oídos, en la Tradición de Hipólito,
núm. 20, etc). Si se tiene en cuenta que, para
la mentalidad judía, la saliva es una especie de
soplo solidificado, podría significar el don del
Espíritu característico de una nueva creación
(Gén 2, 7 7, 22 Sab 15, 15-16). Marcos
conserva, sin duda, la palabra aramea pronunciada
por Cristo, Ephpheta (v. 34), porque así la
había conservado la tradición.
14
Seguidamente Jesús elevó los ojos al cielo. Es
decir, entró en comunicación con el Padre Dios,
fuente de vida, que se comunica con el ser humano
para salvarlo. Quiso abrir el cielo para este
hombre enfermo y presentarle el amor sanador de
Dios.
Luego suspiró. Es decir, le abrió el corazón y
le dio entrada en su propio interior. Así, el
enfermo dejó de ser un extraño a quien se le
podría prestar una ayuda y pasó a ser parte de su
misma vida. Pudo sentir con él, identificarse
con su dolor y comprender por qué no quería
comunicarse. De esta manera le abrió el
espacio para que se manifestara tal como era,
pues la voz expresa siempre cómo nos hallamos
en lo más íntimo.
15
Ciertamente Jesús hizo muchos milagros con sólo
el poder de su palabra, pero en este caso
prefirió hacerlo plásticamente, es decir, con
gestos que indican que el milagro se produce
porque se origina en un encuentro tan personal
entre Él y el enfermo. Signos sensibles de
estos encuentros, por los que Cristo resucitado
puede "tocar" al hombre y salvarlo, son la
Palabra y los Sacramentos. Por parte del hombre,
lo que hace posible que él también pueda "tocar"
al Resucitado es la fe.
16
Este mismo signo del "Effetá" ha quedado
incorporado en el ritual del bautismo para
significar el deseo de que el nuevo cristiano
tenga el oído bien dispuesto para escuchar la
palabra de Dios y la lengua bien dispuesta para
dar testimonio de su fe.
"Ábrete" esto no es algo que se haya dicho a
los oídos, sino a los hombres. "Ábrete" corre
el cerrojo y abre tu puerta de par en par...."
Esta apertura física, fruto de la curación
milagrosa, debe llevar a la apertura interior y
espiritual. Jesús nos tendría que curar también
a nosotros, porque a veces somos sordos y mudos.
No oímos lo que tendríamos que oír la Palabra
de Dios, o también las palabras de nuestros
hermanos. Y no hablamos lo que tendríamos que
hablar en la alabanza a Dios y también en
nuestras palabras de ayuda a los hermanos.
17
Para poder hablar de Dios como verdaderos
testigos es preciso antes haberlo escuchado
quien no escucha no está capacitado para
proclamarlo quien no le reconoce presente y
actuante en su vida hablará pura doctrina mas no
por la experiencia de un Dios que vive y da la
vida constantemente.
En la antigüedad, a los que se preparaban para
el bautismo se los llamaba precisamente
catecúmenos, palabra griega que significa
literalmente los que escuchan, o sea, los que
tienen los oídos abiertos. Y no solamente se
les permita escuchar la Palabra de Dios, sino
también hacer profesión de su fe, soltándoseles
la lengua para proclamar el padrenuestro y el
credo. Toda la preparación del catecúmeno iba
encaminada, pues, a revivir lo que nos narra hoy
Marcos 7,31-37 liberar al hombre abriendo su
oído y soltando su lengua.
18
El hombre de fe se distingue por su sensibilidad
para percibir, en medio de los ruidos del mundo,
la voz de Dios y por su compromiso en hablar
palabras de verdad, que cantan la alabanza del
Señor y proclaman su nombre en medio de los
hermanos.
19
Hoy Jesús quiere estar un momento a solas con
nosotros para hablarnos en la oración, para
tocar nuestras vidas, para convertirnos en
auténticos cristianos. Abramos nuestros
corazones pues Jesús quiere mantener una estrecha
relación con nosotros.
20
"El Señor Jesús, que hizo oír a los sordos y
hablar a los mudos, te conceda, a su tiempo,
escuchar su Palabra y proclamar la fe, para
alabanza y gloria de Dios Padre". "Señor, abre
mis labios y mi boca proclamará tu alabanza"
21
Siembra Amor
Si deseas recibir archivos de Espiritualidad
Católica envía un correo sin asunto y sin texto
a siembra_amorsubscribe_at_googlegroups.com
Los archivos del mes puedes descargarlos
en http//siembraconmigo.blogspot.com/
Servicio Gratuito
About PowerShow.com