5. PROSA DEL XVII - PowerPoint PPT Presentation

Loading...

PPT – 5. PROSA DEL XVII PowerPoint presentation | free to download - id: 830851-NTg0O



Loading


The Adobe Flash plugin is needed to view this content

Get the plugin now

View by Category
About This Presentation
Title:

5. PROSA DEL XVII

Description:

Title: LITERATURA BARROCA SIGLO XVII Author: Carmen Andreu Last modified by: Usuario de Windows Created Date: 5/12/2010 1:39:07 PM Document presentation format – PowerPoint PPT presentation

Number of Views:11
Avg rating:3.0/5.0
Slides: 30
Provided by: Carmen260
Category:
Tags: del | prosa | xvii | empleo | terminar

less

Write a Comment
User Comments (0)
Transcript and Presenter's Notes

Title: 5. PROSA DEL XVII


1
5. PROSA DEL XVII
2
Muchos de los géneros narrativos del siglo XVI
prácticamente desaparecen en el siglo XVII
LIBROS DE CABALLERÍAS
Prácticamente desaparecen
NOVELAS PASTORILES
NOVELAS PICARESCAS
NOVELA CORTA AL ESTILO ITALIANO
Gran éxito
LIBROS DIDÁCTICOS
3
5.1. LA NOVELA PICARESCA
4
5.1.1. RASGOS DE LA NOVELA PICARESCA
BARROCO
RENACIMIENTO
  • La acción se carga de discursos moralizadores que
    generan un proceso de desnovelización.
  • El fino humor del Lazarillo es sustituido por una
    visión desolada de la sociedad y un agrio
    pesimismo.
  • Un amargo resentimiento sustituye a la sátira
    benévola.
  • La orientación realista del Lazarillo se
    transforma en estilización deformadora de la
    realidad.
  • Uso de la autobiografía para relatar de manera
    organizada una serie de aventuras.
  • El servicio a varios amos.
  • La justificación de toda la narración por el
    final.
  • Los orígenes innobles del protagonista.
  • La evolución del personaje desde la niñez hasta
    la madurez.
  • El punto de vista único, pues los hechos cuentan
    siempre desde la perspectiva del pícaro narrador.
  • La alternancia de fortunas y adversidades en la
    vida del protagonista.
  • Los frecuentes viajes del pícaro, que sitúan la
    acción en distintos lugares.
  • Existencia de un destinatario ficticio a quien el
    pícaro intenta convencer de las razones de su
    actitud.
  • Ambición de prosperar
  • Crítica social

5
5.1.2. EL GUZMÁN DE ALFARACHE
Se publicó en dos partes, la primera en 1599 y la
segunda en 1604. Su autor, el sevillano Mateo
Alemán (1547-1615) llevó una vida difícil, estuvo
varias veces en la cárcel, emigró finalmente a
México en 1608 junto con su amante, y allí debió
de morir. El Guzmán de Alfarache tuvo un gran
éxito desde su publicación y su importancia fue
muy grande, no sólo como modelo del género
picaresco, sino también para el desarrollo
posterior de la novela. De hecho fue muy leída
durante los siglos XVII y XVIII en Francia e
Inglaterra.
6
5.1.2. EL GUZMÁN DE ALFARACHE
La novela tiene un argumento típicamente
picaresco Guzmanillo, hijo de un mercader
tramposo y afeminado y de una mujer adúltera,
llega a ser consumado ladrón, se arrepiente y
vuelve a reincidir en diversas ocasiones en una
sucesión de estafas, fraudes y trampas, para
terminar condenado a galeras. Allí se arrepiente
de nuevo y dice que escribe su vida como ejemplo
de lo que no debe hacerse.
Dos planos discursivos
Narración de la vida de un pícaro
Reflexiones morales del narrador.
PROPÓSITO DIDÁCTICO
El libre albedrío permite al hombre elegir el
bien, aunque viva rodeado de malos ejemplos.
Combina el estilo llano, las jergas y las
expresiones coloquiales, con un lenguaje culto y
complejo.
7
5.1.3. LA VIDA DEL BUSCÓN, LLAMADO PABLOS de
Francisco de QUEVEDO
La joya literaria del género picaresco es una
obra de Quevedo, Historia de la vida del Buscón
llamado don Pablos, ejemplo de vagabundos y
espejo de tacaños, publicada en Zaragoza en 1626.
8
5.1.3.1. ARGUMENTO
Pablos comienza el relato de su vida por sus
orígenes deshonroso es hijo de un barbero ladrón
y de una hechicera, sospechosos ambos de
conversos. Muy joven, entra como criado del
hidalgo don Diego Coronel y juntos estudian en
Segovia y en Alcalá de Henares. Allí, Pablos,
tras ser burlado, decide ser bellaco con los
bellacos, y más, si pudiese, que todos. El
protagonista prosigue la narración con su
aprendizaje de la vida picaresca, que alterna con
intentos fallidos de regeneración y ascenso
social, como el frustrado matrimonio con una dama
rica o un periodo de poeta y actor. Finalmente,
convertido en criminal y perseguido por la
justicia, decide irse a América.
9
5.1.3.2. CARACTERÍSTICAS
El Buscón se ha calificado de novela picaresca
por tratarse de un relato autobiográfico ficticio
de un personaje miserable. Sin embargo, la obra
introduce tantas modificaciones en el género que
se discute su clasificación.
COINCIDENCIAS CON EL LAZARILLO
DIFERENCIAS CON EL LAZARILLO
  • Los diversos sucesos narrados no van unidos con
    la finalidad de explicar algo.
  • Son simples escenas en las que el autor muestra
    su maestría verbal.
  • Tampoco hay en Pablos una evolución en el
    personaje como la que veíamos en Lázaro de
    Tormes.
  • Lázaro no cambia, no aprende nada.
  • Los personajes son puras caricaturas.
  • Pretende atraer la atención hacia el lenguaje y
    revelar la agudeza de su autor.
  • Forma de carta
  • Origen bajo del pícaro
  • Afán de ascenso social
  • Hambre como móvil de las acciones
  • Pablos aprende y gasta las mismas bromas que le
    han gastado a él.

10
CONTENIDO
  • Quevedo critica en el Buscón
  • El ansia de ascenso social.
  • La pretensión de conseguir un título de nobleza.
  • El protagonista, hijo de un barbero ladrón y de
    una bruja, sospechosos ambos de conversos, nunca
    lo logra es siempre castigado cuando intenta
    hacerse rico o pasar por noble.
  • Quevedo muestra, pues, en esta obra su oposición
    a la movilidad social, defendiendo que cada uno
    permanezca dentro de su condición social de
    origen.

11
5.1.3.3. ESTILO
  • El estilo de la prosa de Quevedo se caracteriza
    por
  • Su agudeza lingüística.
  • Su tendencia constante a la exageración.
  • La caricatura basada en comparaciones
    hiperbólicas, etc.
  • Muchos rasgos propios de conceptismo pueden
    observarse también en su prosa
  • Contrastes
  • Paradojas
  • Hipérboles
  • Equívocos y dilogías
  • polisemias,
  • paronomasias,
  • elipsis
  • juegos verbales diversos

Esta profusión de recursos obedece a una
necesidad expresiva provocar efectos cómicos
que, junto a la esperpéntica galería de
personajes, son fruto del espíritu mordiente y
burlón de Quevedo.
12
PROSA NARRATIVA
OTRAS NOVELAS PICARESCAS
La pícara Justina de Francisco López de Úbeda
La vida del escudero Marcos de Obregón de Vicente Espinel.
Alonso, mozo de muchos amos de Jerónimo de Alcalá.
La vida y hechos de Estebanillo González, hombre de buen humor, compuesta por él mismo.
13
TEXTOS DE EL BUSCÓN de QUEVEDO
14
Yo, señor, soy de Segovia. Mi padre se llamó
Clemente Pablo, natural del mismo pueblo Dios le
tenga en el cielo. Fue, tal como todos dicen, de
oficio barbero aunque eran tan altos sus
pensamientos, que se corría de que le llamasen
así diciendo que era tundidor de mejillas y
sastre de barbas. Dicen que era de muy buena
cepa, y, según él bebía, es cosa para
creer. Estuvo casado con Aldonza de San Pedro,
hija de Diego de San Juan y nieta de Andrés de
San Cristóbal. Sospechábase en el pueblo que no
era cristiana vieja, aunque ella, por los nombres
y sobrenombres de sus pasados, quiso esforzar que
era descendiente de la letanía. Tuvo muy buen
parecer, y fue tan celebrada, que en el tiempo
que ella vivió casi todos los copleros de España
hacían cosas sobre ella. Padeció grandes trabajos
recién casada, y aun después porque malas lenguas
daban en decir que mi padre metía el dos de
bastos para sacar el as de oros. Probóse que, a
todos los que les hacía la barba a navaja,
mientras les daba con el agua, levantándoles la
cara para el lavatorio, un mi hermanico de siete
años les sacaba muy a su salvo los tuétanos de
las faldriqueras. Murió el angelico de unos
azotes que le dieron en la cárcel. Sintiólo mi
padre, por ser tal que robaba a todos las
voluntades. Por estas y otras niñerías, estuvo
preso aunque, según a mí me han dicho después
salió de la cárcel con tanta honra que le
acompañaron doscientos cardenales, sino que a
ninguno le llamaban "señoría". Las damas diz que
salían por verle a las ventanas, que siempre
pareció bien mi padre a pie y a caballo. No lo
digo por vanagloria, que bien saben todos cuán
ajeno soy della.
15
Mi madre, pues, no tuvo calamidades. Un día,
alabándomela una vieja que me crió, decía que era
tal su agrado que hechizaba a cuantos la
trataban. Sólo diz que se dijo no sé qué de un
cabrón y volar, lo cual la puso cerca de que la
diesen plumas con que lo hiciese en público. Hubo
fama que reedificaba doncellas, resucitaba
cabellos encubriendo canas. Unos la llamaban
zurcidora de gustos, otros algebrista de
voluntades desconcertadas, y por mal nombre
alcagüeta. Para unos era tercera, primera para
otros, y flux para los dineros de todos. Ver,
pues, con la cara de risa que ella oía esto de
todos, era para dar mil gracias a Dios.
16
Entramos, primero domingo después de Cuaresma, en
poder de la hambre viva, porque tal laceria no
admite encarecimiento. Él era un clérigo
cerbatana, largo sólo en el talle, una cabeza
pequeña, pelo bermejo (que no hay más que decir
para quien sabe el refrán), los ojos avecindados
en el cogote, que parecía que miraba por
cuévanos, tan hundidos y oscuros que era buen
sitio el suyo para tiendas de mercaderes la
nariz, de cuerpo de santo, comido el pico, entre
Roma y Francia, porque se le había comido de unas
búas de resfriado, que aun no fueron de vicio
porque cuestan dinero las barbas descoloridas de
miedo de la boca vecina, que de pura hambre
parecía que amenazaba a comérselas los dientes,
le faltaban no sé cuántos, y pienso que por
holgazanes y vagamundos se los habían desterrado
el gaznate largo como de avestruz, con una nuez
tan salida que parecía se iba a buscar de comer
forzada de la necesidad los brazos secos las
manos como un manojo de sarmientos cada una.
Mirado de medio abajo parecía tenedor o compás,
con dos piernas largas y flacas. Su andar muy
espacioso si se descomponía algo, le sonaban los
huesos como tablillas de San Lázaro. La habla
ética, la barba grande, que nunca se la cortaba
por no gastar, y él decía que era tanto el asco
que le daba ver la mano del barbero por su cara,
que antes se dejaría matar que tal permitiese.
Cortábale los cabellos un muchacho de nosotros.
Traía un bonete los días de sol ratonado con mil
gateras y guarniciones de grasa era de cosa que
fue paño, con los fondos en caspa. La sotana,
según decían algunos, era milagrosa, porque no se
sabía de qué color era. Unos, viéndola tan sin
pelo, la tenían por de cuero de rana otros
decían que era ilusión desde cerca parecía negra
y desde lejos entre azul. Llevábala sin ceñidor
no traía cuello ni puños. Parecía, con esto y los
cabellos largos y la sotana y el bonetón, teatino
lanudo. Cada zapato podía ser tumba de un
filisteo. Pues su aposento? Aun arañas no había
en él. Conjuraba los ratones de miedo que no le
royesen algunos mendrugos que guardaba. La cama
tenía en el suelo, y dormía siempre de un lado
por no gastar las sábanas. Al fin, él era
archipobre y protomiseria.
17
Hijo Pablos (que por el mucho amor que me tenía
me llamaba así) Las ocupaciones grandes de esta
plaza en que me tiene ocupado Su Majestad, no me
han dado lugar a hacer esto que si algo tiene
malo el servir al Rey es el trabajo, aunque se
desquita con esta negra honrilla de ser sus
criados. Pésame de daros nuevas de poco gusto.
Vuestro padre murió ocho días ha, con el mayor
valor que ha muerto hombre en el mundo dígolo
como quien lo guindó. Subió en el asno sin poner
pie en el estribo veníale el sayo baquero que
parecía haberse hecho para él. Y como tenía
aquella presencia, nadie le veía con los Cristos
delante que no le juzgase por ahorcado. Iba con
gran desenfado, mirando a las ventanas y haciendo
cortesías a los que dejaban sus oficios por
mirarle hízose dos veces los bigotes mandaba
descansar a los confesores y íbales alabando lo
que decían bueno. Llegó a la N de palo, puso el
un pie en la escalera, no subió a gatas ni
despacio y viendo un escalón hendido, volvióse a
la justicia y dijo que mandase aderezar aquél
para otro, que no todos tenían su hígado. No os
sabré encarecer cuán bien pareció a
todos. Sentóse arriba, tiró las arrugas de la
ropa atrás, tomó la soga y púsola en la nuez. Y
viendo que el teatino le quería predicar, vuelto
a él, le dijo -Padre, yo lo doy por predicado
vaya un poco de Credo, y acabemos presto, que no
querría parecer prolijo. Hízose así encomendóme
que le pusiese la caperuza de lado y que le
limpiase las barbas. Yo lo hice así. Cayó sin
encoger las piernas ni hacer gesto quedó con una
gravedad que no había más que pedir. Hícele
cuartos y dile por sepultura los caminos. Dios
sabe lo que a mí me pesa de verle en ellos
haciendo mesa franca a los grajos, pero yo
entiendo que los pasteleros de esta tierra nos
consolarán, acomodándole en los de a cuatro. De
vuestra madre, aunque está viva agora, casi os
puedo decir lo mismo, porque está presa en la
Inquisición de Toledo, porque desenterraba los
muertos sin ser murmuradora. Dice que daba paz
cada noche a un cabrón en el ojo que no tiene
niña. Halláronla en su casa más piernas, brazos y
cabezas que en una capilla de milagros. Y lo
menos que hacía era sobrevirgos y contrahacer
doncellas. Dicen que representará en un auto el
día de la Trinidad, con cuatrocientos de muerte.
Pésame que nos deshonra a todos, y a mí
principalmente, que, al fin, soy ministro del Rey
y me están mal estos parentescos. Hijo, aquí ha
quedado no sé qué hacienda escondida de vuestros
padres será en todo hasta cuatrocientos ducados.
Vuestro tío soy, y lo que tengo ha de ser para
vos. Vista ésta, os podéis venir aquí, que con lo
que vos sabéis de latín y retórica, seréis
singular en el arte de verdugo. Respondedme
luego, y entre tanto, Dios os guarde.
18
5.2. LA PROSA DE LOPE DE VEGA
19
LA PROSA DE LOPE DE VEGA
Lope de Vega escribió diversas obras en prosa
siguiendo variados modelos narrativos
NOVELAS PASTORILES
La Arcadia (1598) Los pastores de Belén (1617)
NOVELA DE AVENTURAS
El peregrino en su patria (1604)
OBRA DIALOGADA
La Dorotea (1632) Inspirada en La Celestina. Es
una obra dialogada, pensada para ser leída, no
representada. Es la obra maestra de Lope. La
Dorotea está dominada por la amargura, la
decepción y la melancolía. Lope, ya anciano,
rememora episodios de su biografía, fundiendo el
presente con el pasado y la vida con la
literatura.
20
5.4. FRANCISCO DE QUEVEDO SU OBRA EN PROSA
21
OBRA EN PROSA DE FRANCISCO DE QUEVEDO
Los libros en prosa de Quevedo son, como sus
poemas, muy diversos y suelen agruparse según su
contenido político, festivo-humorístico,
filosófico , satírico-moral
PROSA POLÍTICA
Escribe varias obras sobre la política italiana,
otros de defensa del nacionalismo español, textos
contra los judíos, contra el separatismo catalán
de 1640, etc.
PROSA FESTIVA
Gran difusión tuvieron sus obras festivas. Tienen
particular interés las que parodian a Góngora y
el culteranismo.
PROSA FILOSÓFICA
La más destacada es La cuna y la sepultura,
rotunda exposición del desengaño barroco.
22
PROSA SATÍRICA
LOS SUEÑOS de Francisco de Quevedo
Son un conjunto de relatos que contienen la
sátira de grupos sociales y de individuos que
representan conductas reprobables. Prima la
denuncia de la maldad y la falsedad humanas.
Quevedo presenta situaciones soñadas o
alegóricas por las que desfilan personajes
grotescos que son objeto de crítica o burla
médicos, sastres, abogados, taberneros, ladrones,
mujeres, mercaderes, adúlteros, avaros, etc.
23
5.5. BALTASAR GRACIÁN
24
5.5.1. BIOGRAFÍA
  • Nació en Belmonte de Calatayud (Zaragoza) en
    1601.
  • Desde muy joven formó parte de la Compañía de
    Jesús y fue profesor en diversos centros de su
    orden religiosa.
  • En Huesca contó con la protección y amistad del
    mecenas Juan de Lastanosa, quien costeó la
    publicación de sus obras.
  • Sufrió diversas sanciones y, en el último año de
    su vida, se le prohibió escribir.
  • Murió en 1658 en Tarazona (Zaragoza).
  • Siempre rodeado de libros y relacionado con otros
    estudiosos, su obra es la de un intelectual,
    fruto de profundas lecturas y largas meditaciones
    y conversaciones.

25
5.5.2. OBRA
Toda la obra del jesuita aragonés Baltasar
Gracián está escrita en prosa y tiene una
intención didáctico-moral.
El héroe (1637)
Presenta mediante aforismos las virtudes que debe
tener un gobernante.
El discreto (1646) Oráculo manual y arte de
prudencia (1647)
Exponen las normas de conducta que deben guiar a
un individuo.
Agudeza y arte de ingenio (1648)
Es un tratado sobre los artificios literarios.
El Criticón (1651-1657)
Es su obra maestra. En esta extensa novela, que
anticipa la novela filosófica del siglo XVIII.
Dos personajes peregrinan por diversos lugares y
aprenden a desconfiar de las apariencias en su
búsqueda de la sabiduría y de la virtud.
26
5.5.3. ESTILO
La verdad, cuanto más dificultosa, es más
agradable, y el conocimiento que cuesta, más
estimado.
  • La prosa de Gracián es muy densa y concentrada.
  • Está construida con frases cortas, en las que
    abundan las antítesis y los juegos de palabras.
  • Las palabras suelen contener diversos
    significados tanto en sí mismas como en relación
    con los otros vocablos de la frase.
  • Con Gracián llega a su culminación la dificultad
    conceptista.
  • Él mismo pretende ser muy difícil y sólo
    entendible por un lector que se esfuerce en
    descifrar el concepto

27
5.5.4. EL PENSAMIENTO DE GRACIÁN
  • El pensamiento de Gracián es muy pesimista
  • El mundo es engañoso.
  • El hombre es un ser débil, miserable y, a menudo,
    malicioso.
  • Muchos de sus escritos pretenden proporcionar al
    lector recursos que le permitan esquivar las
    trampas de sus semejantes y dominar para no ser
    dominado
  • Lo importante es que los demás dependan de uno
  • Más se saca de la dependencia que la cortesía
    vuelve luego las espaldas a la fuente el
    satisfecho, y la naranja exprimida cae del oro al
    lodo.

28
Aplicación y minerva. No hay eminencia sin
entrambas, y si concurren, exceso. Más consigue
una medianía con aplicación, que una superioridad
sin ella. Cómprase la reputación a precio de
trabajo poco vale lo que poco cuesta. Aun para
los primeros empleos se deseó en algunos la
aplicación raras veces desmiente al ingenio. No
ser eminente en el empleo vulgar por querer se
mediano en el sublime, excusa tiene de
generosidad pero contentarse con ser mediano en
el último, pudiendo ser excelente en el primero,
no la tiene. Requiérense, pues, naturaleza y
arte, y sella la aplicación.
Gracián alaba la combinación de trabajo e
inteligencia (minerva). Señala que no hay hombre
eminente si no tiene las dos cosas. Considera que
se consigue más siendo muy trabajador que siendo
muy inteligente, pero que normalmente, la gente
muy inteligente suele trabajar mucho. Afirma
Gracián que todo el mundo debe intentar llegar al
máximo de sus posibilidades (es mejor ser mediano
en algo importante que bueno en algo vulgar).
29
Pagarse más de intensiones que de extensiones. No
consiste la perfección en la cantidad sino en la
calidad. Todo lo muy bueno fue siempre poco y
raro es descrédito lo mucho. Aun entre los
hombres, los gigante suelen ser los verdaderos
enanos. Estiman algunos los libros por la
corpulencia, como si se escribiesen para
ejercitar antes los brazos que los ingenios. La
extensión sola nunca pudo exceder de medianía, y
es plaga de hombres universales, por querer estar
en todo, estar en nada. La intención da
eminencia, y heroica, si en materia sublime.
Lo intenso satisface más que lo extenso. Gracián
repitió esta idea numerosas veces y la acuñó en
aforismos que se han hecho famosos, como Lo
bueno, si breve, dos veces bueno
About PowerShow.com