Diapositiva 1 - PowerPoint PPT Presentation

Loading...

PPT – Diapositiva 1 PowerPoint presentation | free to download - id: 788a89-MzI0N



Loading


The Adobe Flash plugin is needed to view this content

Get the plugin now

View by Category
About This Presentation
Title:

Diapositiva 1

Description:

Title: Diapositiva 1 Author: PC Last modified by: PC Created Date: 10/3/2011 2:52:39 PM Document presentation format: Presentaci n en pantalla Company – PowerPoint PPT presentation

Number of Views:21
Avg rating:3.0/5.0
Slides: 54
Provided by: PC12235
Learn more at: http://www.oracionesydevociones.info
Category:

less

Write a Comment
User Comments (0)
Transcript and Presenter's Notes

Title: Diapositiva 1


1
Domingo 31º del tiempo ordinario
Ciclo A
Día 30 de Octubre de 2011
2
San Mateo escribe su evangelio un poco como por
temas a veces reúne doctrina en forma de
sermones, otras veces agrupa milagros o
parábolas. Ahora agrupa palabras o frases en
contra del proceder de los fariseos. Son palabras
duras, especialmente las que prosiguen al
evangelio de este día.
3
San Mateo, que dirige su evangelio especialmente
a los judíos que se habían convertido,
seguramente está comprobando cómo entre los
nuevos cristianos se habría filtrado la manera
hipócrita de actuar de los fariseos. Por eso
recuerda, más que otros evangelistas, palabras de
Jesús que van en contra de esta hipocresía
farisaica.
Todo esto nos indica lo grave que era para Jesús
la actitud de los fariseos, actitud que se nos
puede meter a nosotros.
4
Los fariseos no solían ser los jefes o
principales responsables de la religión. Éstos
solían ser los saduceos entre los que se
encontraban los principales sacerdotes.
Los fariseos eran grupos de personas cumplidores
de la Ley, a quienes la gente les tenía como
modelos a seguir. El problema es que eran
hipócritas. Aparentaban que cumplían por fuera
pero su corazón estaba pervertido.
Veamos lo que dice Jesús de ellos en el evangelio.
5
En aquel tiempo, Jesús habló a la gente y a sus
discípulos, diciendo "En la cátedra de Moisés se
han sentado los escribas y los fariseos haced y
cumplid lo que os digan pero no hagáis lo que
ellos hacen, porque ellos no hacen lo que dicen.
Ellos lían fardos pesados e insoportables y se
los cargan a la gente en los hombros, pero ellos
no están dispuestos a mover un dedo para empujar.
Todo lo que hacen es para que los vea la gente
alargan las filacterias y ensanchan las franjas
del manto les gustan los primeros puestos en los
banquetes y los asientos de honor en las
sinagogas que les hagan reverencias por la calle
y que la gente los llame maestros. Vosotros, en
cambio, no os dejéis llamar maestro, porque uno
solo es vuestro maestro, y todos vosotros sois
hermanos. Y no llaméis padre vuestro a nadie en
la tierra, porque uno solo es vuestro Padre, el
del cielo. No os dejéis llamar consejeros, porque
uno solo es vuestro consejero, Cristo. El primero
entre vosotros será vuestro servidor. El que se
enaltece será humillado, y el que se humilla será
enaltecido."
6
Jesús dice que los fariseos se sienten como los
dueños de la explicación de la palabra de Dios.
Esto se indica por la frase de que se han
sentado en la cátedra de Moisés. Se llamaba así
al lugar de la sinagoga desde donde se comentaba
la palabra que había sido proclamada. De suyo,
según el Antiguo Testamento, esa cátedra sólo
debía ser usada por los sacerdotes pero de hecho
era usada por quien se creía entendido en la
palabra de Dios.
7
Jesús no culpa de esto a los fariseos. Es más,
parece que Jesús les acepta como maestros
legítimos de la Ley. Por eso le dice a la gente
que debe seguir lo que ellos dicen.
Pero como son hipócritas o falsos, Jesús dice a
la gente que no hagan lo que ellos hacen.
8
Y lo peor es que a la gente le quieren poner
fardos pesados e insoportables, mientras que
ellos no están dispuestos a mover un dedo para
empujar.
Ellos tenían dos cosas muy malas Una era que no
pretendían hacer el bien al pueblo, sino más bien
a dominarlo. Y para ello ponían muchas leyes que
nada más eran cargas pesadas. La otra era que
esas cargas las ponían para los otros, pero ellos
nada de nada.
9
Y Jesús va delatando esa hipocresía con hechos
concretos, como por ejemplo alargar las
filacterias. Estos eran pequeños recuerdos de la
Ley que llevaban algunos para demostrar su
respeto a la Ley
pero los fariseos lo ampliaban para que la gente
les honrase a ellos y fueran más estimados.
10
Podríamos decir que no les importa lo que Dios
piense de ellos, sino lo que piense la gente.
Esto les llevaba a una gran vanidad y presunción.
Por eso, cuando había un banquete, buscaban los
primeros puestos o simplemente tener un puesto
más honorable en la sinagoga.
11
Hay grandes enseñanzas para nosotros. Primero,
porque con facilidad sentamos cátedra. Es decir
que en nuestros diálogos o enseñanzas estamos
persuadidos de que nuestra razón es lo máximo. Y
casi ni escuchamos a los demás, porque creemos
que siempre tenemos la razón. Esto pasa en
política y en religión y en muchas cosas. Lo malo
es que, por nuestro orgullo, identificamos
nuestro pensar con la voluntad de Dios. Y luego,
quizá no hacemos lo que decimos, no predicamos
con el ejemplo.
12
Hipocresía es una especie de careta que uno se
pone.
Entre nosotros se da una clase de hipocresía la
de aquellos que no quieren ir a la iglesia o
hasta reniegan de la religión, porque algún
sacerdote u obispo ha hecho algo escandaloso. Tu
sigue a Jesús y procura cumplir también lo que
dice ese sacerdote extraviado, mientras no vaya
contra la Iglesia.
13
Lo que está mal es esa contradicción por una
parte el decir y por otra parte el hacer por una
parte el creer y por otra parte el vivir.
14
Sí, decidme porqué,
Sí, la extraña razón,
Automático
15
de tanta contradicción
de nuestro modo de ser
16
Sí, decídmelo a mí,
que no lo sé comprender
17
Por una parte el decir,
por otra parte el hacer.
18
Por una parte el creer,
por otra parte el vivir.
Hacer CLIK
19
El hipócrita es como un ciego que acaba por
engañarse a sí mismo.
El fariseo está engañado con su fingida santidad.
20
Hay muchos predicadores que tienen o tenemos
diferentes balanzas para los demás y para
nosotros. La razón es porque hay mucho egoísmo,
pues muchos predican por interés propio. Y se
pone la doctrina pesada para otros y lo suavecito
para sí mismo.
21
Es lo contrario de lo que hacían los santos. Es
curioso, cuando se lee la vida de santos
fundadores o superiores que cogían lo más
dificultoso para ellos y lo suave lo daban a los
demás.
22
Cuando dice Jesús No llaméis a nadie maestro o
padre, no se trata de nombres según la cultura,
sino que en la lengua oriental quiere decir que
nadie es verdaderamente maestro o nadie es
verdaderamente padre como lo es Dios.
Padre se daba, como título, a los rabinos y
miembros del Gran Consejo. De hecho padre
significa transmisor de la tradición y modelo de
vida. Y el único que lo es de verdad es Dios.
Quizá la principal enseñanza de Jesús fue que
Dios es nuestro Padre el que nos da la vida, y
la da con infinito amor para que nos comportemos
como hijos.
23
Maestro y jefe o guía también es Dios, que nos
manifiesta su voluntad. Pero Dios mismo, en la
segunda persona de la Santísima Trinidad, quiso
hacerse hombre para salvarnos, y ser también el
maestro señalándonos el camino por donde tenemos
que seguir. Por lo tanto nuestra salvación será
escucharle y seguir su ejemplo.
24
Dios nos trata como un padre o una madre. Así
aprendió a tratar san Pablo. En la 2ª lectura
expresa esas entrañas de madre para con los
fieles que ha engendrado para Dios.
Qué bueno cuando, al oír la palabra de Dios, la
escuchamos a través de un instrumento digno.
Pero, sea como sea, si es palabra de Dios,
debemos estar atentos a su mensaje.
Dice san Pablo, I Tes 2, 7b-9. 13
25
Hermanos Os tratamos con delicadeza, como una
madre cuida de sus hijos. Os teníamos tanto
cariño que deseábamos entregaros no sólo el
Evangelio de Dios, sino hasta nuestras propias
personas, porque os habíais ganado nuestro amor.
Recordad si no, hermanos, nuestros esfuerzos y
fatigas trabajando día y noche para no serle
gravoso a nadie, proclamamos entre vosotros el
Evangelio de Dios. Ésta es la razón por la que no
cesamos de dar gracias a Dios, porque al recibir
la palabra de Dios, que os predicamos, la
acogisteis no como palabra de hombre, sino, cual
es en verdad, como palabra de Dios, que permanece
operante en vosotros los creyentes.
26
Los fariseos tenían muchas devociones externas. Y
en realidad son muy buenas las devociones, y la
liturgia y los actos de culto. Pero son buenos si
nos ayudan para ensanchar o agrandar la vida
interior.
En realidad los actos religiosos de los fariseos
no eran tal, ya que no buscaban la honra de Dios,
sino acrecentar su propio egoísmo.
27
Jesús nos invita a la humildad.
Los fariseos se pasan en querer demostrar su
bondad por medio de actos externos. Alguna vez
nos dice el evangelio que hasta sonaban una
trompetita cuando iban a hacer una limosna.
28
No hagas sonar la trompeta cuando la limosna des.
Automático
29
No hagas sonar la trompeta
cuando la limosna des.
30
Eso lo hacen los falsos
y no los hombres de bien.
31
Eso lo hacen los falsos y no los hombres de bien.
32
En verdad quiero deciros
que su afán ya recibieron.
33
En verdad quiero deciros que su afán ya
recibieron.
Hacer CLIK
34
Es bueno el reconocimiento a las personas, si nos
ayuda para el buen estímulo y ejemplo para otros.
Pero muchas veces quizá la Iglesia ha exagerado
en los títulos y honores externos. No suele
ayudar mucho para la humildad.
35
Termina el evangelio de este día con una
declaración de Jesús sobre quién es grande en
el Reino de Dios.
No es precisamente el que tiene títulos y
honores, sino el que más sirve, el que sea más
servidor de los demás. Ése es el más importante
en la Iglesia.
No es un apóstol, o el papa o un obispo. En
realidad tiene que haber una jerarquía para que
haya una organización. Puede ser que el más
servidor sea el papa o un obispo pero puede ser
cualquier otra persona.
36
Ser servidor es el que más atento está a las
necesidades de los otros, es el que más atento
está a la voluntad de Dios.
Qué bien hace cuando el que está constituido en
autoridad cumple lo que dice, y cuando antecede
el bien de la comunidad a su bien propio.
37
El servidor procura no ser gravoso a nadie, como
dice hoy san Pablo.
Siempre tiene que estar en disponibilidad o a
disposición para hacer el bien, de modo que
entregue hasta su propia persona.
38
Ser humilde y servidor significa ser como niño
en las manos de Dios.
Por eso hoy en el salmo responsorial, el alma,
que se fía de Dios y está dispuesto a servir, le
dice Señor, mi corazón no es ambicioso No
pretendo grandezas que superan mi capacidad
Estoy en Ti como un niño en brazos de su madre.
39
Señor, mi corazón
no es ambicioso
Automático
40
Señor, ni mis ojos altaneros.
41
Yo no pretendo grandezas
que superan mi capacidad.
42
Señor, mi corazón
no es ambicioso,
43
Señor, ni mis ojos altaneros,
44
sino que acallo
y modero mis deseos.
45
Como un niño en brazos
de su madre
46
así mi corazón
espera en ti, Señor.
47
Como un niño en brazos
de su madre
48
así mi corazón espera en Ti, Señor.
49
Espere Israel en el Señor,
50
Espera Israel en el Señor.
51
ahora y por siempre
52
Espera Israel
en Dios.
53
Vayamos de los brazos de María a Dios.
AMÉN
About PowerShow.com