EL PROYECTO DE CIENCIAS, UNA OPORTUNIDAD DE RELACIONARNOS CON NUESTROS HIJOS - PowerPoint PPT Presentation

Loading...

PPT – EL PROYECTO DE CIENCIAS, UNA OPORTUNIDAD DE RELACIONARNOS CON NUESTROS HIJOS PowerPoint presentation | free to download - id: 788a82-YTNmM



Loading


The Adobe Flash plugin is needed to view this content

Get the plugin now

View by Category
About This Presentation
Title:

EL PROYECTO DE CIENCIAS, UNA OPORTUNIDAD DE RELACIONARNOS CON NUESTROS HIJOS

Description:

Title: COMO CONECTARSE CON SU HIJO ADOLESCENTE UNIVERSITARIO Author: ER Last modified by: ER Created Date: 2/11/2005 10:22:00 PM Document presentation format – PowerPoint PPT presentation

Number of Views:18
Avg rating:3.0/5.0
Slides: 14
Provided by: ER9
Category:

less

Write a Comment
User Comments (0)
Transcript and Presenter's Notes

Title: EL PROYECTO DE CIENCIAS, UNA OPORTUNIDAD DE RELACIONARNOS CON NUESTROS HIJOS


1
EL PROYECTO DE CIENCIAS, UNA OPORTUNIDAD DE
RELACIONARNOS CON NUESTROS HIJOS
2
Los jóvenes con buenas relaciones con sus padres
  • Según un estudio de Barna Reaserch Group en 3795
    jovencitos
  • Más propensos a sentirse satisfechos con sus
    vidas
  • Más propensos a abstenerse
  • Más propensos a abrazar los principios de la
    Palabra de Dios
  • Más propensos a asistir a la Iglesia

3
  • Más propensos a leer la Biblia regularmente
  • Más propensos a orar todos los días

4
El Padre cariñoso
  • Romanos 815 Pues no habéis recibido el espíritu
    de esclavitud para estar otra vez en temor, sino
    que habéis recibido el espíritu de adopción, por
    el cual clamamos Abba, Padre!

5
A dónde fueron los años?
  • Recuerdo que hace unos años hablé con un amigo
    mío sobre nuestros hijos. En ese entonces, los
    míos tenían cinco y siete años, la edad cuando
    su papi es todo para ellos. Hubiera deseado
    pasar mas tiempo con ellos pero estaba siempre
    muy ocupado trabajando. Después de todo yo quería
    darles todo lo que yo no había tenido cuando
    crecía. Yo amaba la idea de llegar a casa y
    tenerlos sentados sobre mi falda mientras me
    contaran lo que les había pasado en el día. Pero
    para desgracia, la mayoría de los días llegaba
    tan tarde a casa que sólo podía darles el beso de
    las buenas noches cuando ya estaban dormidos.

6
  • Es asombroso ver como crecen los chicos. Antes de
    darme cuenta ellos ya tenían nueve y once años.
    Me perdí el verlos en los actos de la escuela.
    Todo el mundo decía que eran excelentes, pero
    parecía ser que cada vez que había uno de estos
    actos justo yo tenía que viajar por asuntos de
    negocios o había alguna conferencia especial.
    Ellos nunca se quejaban, pero yo podía ver en sus
    ojos la desilusión. Les hacía promesas
    diciéndoles que tendría mas tiempo el próximo
    año. Pero cuando mas alto trepaba en la escala
    de negocios menos tiempo tenía.

7
  • De repente, me dí cuenta que ya no tenían mas
    nueve y once años, sino catorce y dieciséis. Eran
    adolescentes. No puede estar para ver a mi hijo
    cuando participó en su campeonato de básquet.
    Siempre era mamá quien inventaba las excusas, y
    yo a la vez me las arreglaba para hacerles una
    llamada y hablarles antes que salieran de casa.
    Podía oír la decepción en sus voces, pero yo
    trataba de explicarles de la mejor forma que
    podía. No preguntes a dónde fueron los años.

8
  • Aquellos pequeños niños ya tiene diecinueve y
    veintiún años y van a la universidad. No lo puedo
    creer. Mi trabajo no me exige tanto y finalmente
    tengo tiempo para ellos. Pero ahora, ellos tienen
    sus propios intereses y no tienen tiempo para mi.
  • Para ser honesto, me siento un poco herido.
  • Parece que fue ayer cuando ellos tenían cinco y
    siete años. Daría lo que sea por poder vivir esos
    años otra vez.
  • Puedes apostar tu vida a que yo haría diferente!
    Pero ahora, ellos se han ido y también mi
    oportunidad de ser un verdadero padre.

9
  • Se dice de Boswell, un famoso escritor, que de
    tanto en tanto hacía referencia a un día especial
    de su niñez cuando su padre lo llevó a pescar.
    Ese día había quedado marcado en su mente de
    adulto y a menudo él reflexionaba acerca de la
    cantidad de cosas que su padre le había enseñado
    durante ese día de pesca juntos. Luego de haber
    oído tan a menudo acerca de esa excursión
    especial, se le ocurrió a alguien ojear el diario
    del padre de Boswell y descubrió lo que desde su
    punto de vista paternal, había dicho en cuanto al
    viaje de pesca. Cuando el lector detuvo sus ojos
    en ese día leyó la única frase que ahí había
    escrita Hoy fue a pescar con mi hijo. Fue un
    día perdido.

10
  • Hay una historia española de un padre y su hijo
    que se habían enemistado. El hijo huyó y su padre
    salió a buscarlo.
  • Busco durante meses sin ningún resultado.
    Finalmente, en un último y desesperado intento
    por encontrarlo, publicó un aviso en un diario de
    Madrid que decía Querido Paco, te espero el
    sábado al mediodía frente a la oficina de este
    periódico. Todo está perdonado. Te amo. Tu
    padre.
  • Cuando llegó el día sábado, aparecieron
    ochocientos Pacos que venían en busca de perdón y
    del amor de sus padres.

11
La influencia piadosa
  • Deuteronomio 64 Oye, Israel Jehová nuestro
    Dios, Jehová uno es.
  • 5 Y amarás a Jehová tu Dios de todo tu corazón,
    y de toda tu alma, y con todas tus fuerzas.
  • 6 Y estas palabras que yo te mando hoy, estarán
    sobre tu corazón
  • 7 y las repetirás a tus hijos, y hablarás de
    ellas estando en tu casa, y andando por el
    camino, y al acostarte, y cuando te levantes.

12
  • Hilding Halverson, intérprete de música gospel
    (música evangélica) dijo haber escuchado una
    conversación entre su hijo y otros dos pequeños.
    Ellos se estaban jactando de sus padres. Uno de
    los niños dijo muy orgulloso Mi papá conoce al
    intendente del pueblo!. Otro dijo Y qué mi
    papá conoce al gobernador de nuestro estado!.
    Entonces el hijo de Halverson hizo un comentario
    conmovedor Eso no es nada mi papá conoce a
    Dios!.
  • Cuando Halverson oyó esto, se escabulló
    rápidamente a su habitación y con lágrimas en los
    ojos dijo Oh Dios, te ruego que mi hijo siempre
    pueda decir Mi papá conoce a Dios. Halverson
    supo que había recibido el mayor tributo.

13
Un padre en quien se puede confiar
  • 2ª. Corintios 120 porque todas las promesas de
    Dios son en él Sí, y en él Amén, por medio de
    nosotros, para la gloria de Dios.
  • Los mayores sermones que le predicaremos a
    nuestros hijos, serán aquellos de los cuales no
    nos daremos cuenta.
  • Lo haremos a través de nuestra vida
About PowerShow.com