Sesin Bibliogrfica 2346 Aunque el consumo habitual de caf no se asoci en mujeres a un aumento de rie - PowerPoint PPT Presentation

Loading...

PPT – Sesin Bibliogrfica 2346 Aunque el consumo habitual de caf no se asoci en mujeres a un aumento de rie PowerPoint presentation | free to view - id: 27f016-ZDc1Z



Loading


The Adobe Flash plugin is needed to view this content

Get the plugin now

View by Category
About This Presentation
Title:

Sesin Bibliogrfica 2346 Aunque el consumo habitual de caf no se asoci en mujeres a un aumento de rie

Description:

Winkelmayer WC, Stampfer MJ, Willett WC, Curhan GC. ... LA, et al. Coffee intake and risk of hypertension: the Hopkins precursors study. ... – PowerPoint PPT presentation

Number of Views:17
Avg rating:3.0/5.0
Slides: 20
Provided by: sandrine7
Category:

less

Write a Comment
User Comments (0)
Transcript and Presenter's Notes

Title: Sesin Bibliogrfica 2346 Aunque el consumo habitual de caf no se asoci en mujeres a un aumento de rie


1
Sesión Bibliográfica 2346 Aunque el consumo
habitual de café no se asoció en mujeres a un
aumento de riesgo de hipertensión arterial, el
consumo de bebidas de cola azucaradas o light sí
lo hizoWinkelmayer WC, Stampfer MJ, Willett WC,
Curhan GC. Habitual caffeine intake and the risk
of hypertension in women. JAMA 2005 294
2330-2335. Revisado por Francisco Javier
Millet Medina (kikomillet_at_telefonica.net)Médico
de Familia
2
  • ANTECEDENTES
  • El consumo de cafeína ocasiona un aumento
    agudo de la presión arterial, pero este efecto
    disminuye con el tiempo. Un estudio longitudinal
    reciente en 1.017 hombres encontró una asociación
    positiva entre el consumo de café y la presión
    arterial e incidencia de HTA en análisis no
    ajustados (1). Se desconoce si existe una
    asociación entre el consumo habitual de bebidas
    con cafeína y la incidencia de HTA.

3
  • PREGUNTA CLÍNICA
  • Qué asociación existe entre el consumo de
    cafeína y la incidencia de hipertensión (HTA) en
    mujeres?

4
  • POBLACIÓN ESTUDIADA Y AMBITO DEL ESTUDIO
  • Población compuesta por dos cohortes (Nurses
    Health Studies NHS I y II). La primera se formó
    en 1976, con 121.700 enfermeras de 30 a 55 años.
    La segunda se inició en 1989, con 116.671
    enfermeras de 25 a 42 años. En ambos casos se
    enviaron cuestionarios cada 2 años para
    actualizar la información sobre la exposición y
    el diagnóstico de nuevas enfermedades. Se
    incluyeron en el análisis todas las participantes
    no diagnosticadas de HTA antes de devolver los
    cuestionarios de 1990 (NHS I) y 1991 (NHS II),
    prolongándose el seguimiento hasta la devolución
    de los cuestionarios de 2002 (NHS I) y 2003 (NHS
    II).

5
  • DISEÑO DEL ESTUDIO Y VALIDEZ
  • Estudio prospectivo de cohortes. Para la medida
    del consumo dietético se utilizaron cuestionarios
    en los cuales se preguntó a las participantes
    sobre el consumo habitual de comidas y bebidas
    durante el último año (cumplimentados en 1990,
    1994 y 1998 NHS I y en 1991, 1995 y 1999 NHS
    II), con diferentes opciones de respuesta en
    relación a la frecuencia de consumo. Las bebidas
    incluidas fueron bebidas de cola light con
    cafeína, de cola normales, té con y sin cafeína,
    café y café descafeinado.

6
  • DISEÑO DEL ESTUDIO Y VALIDEZ (cont.)
  • Para el cálculo del consumo de cafeína se
    utilizaron fuentes del US Department of
    Agriculture (asumiendo un contenido de cafeína de
    137 mg por taza de café, 47 mg por taza de té, 46
    mg por lata o botella de bebida de cola y 7 mg
    por bombón de chocolate). Este método de cálculo
    del consumo de cafeína ha demostrado su validez
    tanto en la cohorte NHS I como en una semejante
    de profesionales sanitarios varones.

7
  • DISEÑO DEL ESTUDIO Y VALIDEZ (cont.)
  • Se crearon modelos multivariantes ajustados
    según factores de riesgo de la variable de
    estudio (edad, índice de masa corporal IMC,
    alcohol, actividad física, tabaco, antecedentes
    familiares de HTA y consumo actual de
    anticonceptivos orales sólo en NHS II). También
    se realizaron análisis complementarios para
    asegurar que el consumo de sodio, magnesio,
    calcio, potasio y fósforo (quintiles) no eran
    factores de confusión en las estimaciones de
    dichos modelos.

8
  • EFECTOS MÁS IMPORTANTES MEDIDOS
  • Incidencia de diagnóstico médico de HTA.

9
  • RESULTADOS PRINCIPALES
  • En NHS I, 53.175 mujeres no habían sido
    diagnosticadas de HTA en 1990 (7.916 no
    respondieron al cuestionario de 1990 pero sí a
    uno posterior, comunicando que no habían sido
    diagnosticadas de HTA y permitiéndose la
    contribución en persona/tiempo desde entonces).
    Durante 12 años (539.388 personas/año de
    seguimiento) hubo 19.541 casos de HTA. En NHS II,
    94.503 mujeres no diagnosticadas de HTA (87.369
    en 1991 y 7.134 posteriormente) fueron incluidas
    en los análisis. Durante 909.199 personas/año de
    seguimiento, hubo 13.536 casos de HTA.

10
  • RESULTADOS PRINCIPALES (cont.)
  • En ambas cohortes, el consumo medio de cafeína
    oscilaba de lt 20 mg/día en el quintil menor a 600
    mg/día en el mayor, existiendo una correlación
    positiva con el consumo de alcohol y tabaco.
  • El análisis multivariante demostró que no
    existía una asociación lineal entre el consumo de
    cafeína y la incidencia de HTA en ambas cohortes
    (NHS I, p para la tendencia 0,29 NHS II, p
    para la tendencia 0,53). La asociación entre el
    consumo de cafeína y la incidencia de HTA
    presentó en ambas cohortes una forma de U
    invertida.

11
  • RESULTADOS PRINCIPALES (cont.)
  • Comparado con las participantes del quintil
    menor de consumo de cafeína, aquellas en el
    tercer quintil tenían un incremento del riesgo de
    HTA del 13 y 12, respectivamente (IC del 95 en
    NHS I, 8-18 en NHS II, 6-18).
  • También se procedió a evaluar el riesgo de HTA
    en relación a la frecuencia en el consumo de
    diferentes bebidas. Comparado con las
    participantes de la NHS I que consumían menos de
    una taza café/día, los riesgos relativos fueron
    1,06 (IC del 95, 1,01-1,10) para los
    consumidores de una taza, 1,00 (IC del 95,
    0,97-1,04) para los de entre dos y tres tazas,
    0,93 (IC del 95, 0,88-0,99) para los de entre
    cuatro y cinco tazas y 0,88 (IC del 95,
    0,80-0,98) para los de seis o más tazas.

12
  • RESULTADOS PRINCIPALES (cont.)
  • La tendencia para la cohorte NHS I fue
    ligeramente significativa a una asociación
    inversa entre el consumo de cafeína y el riesgo
    de HTA (p para tendencia 0,02), con hallazgos
    prácticamente idénticos en la NHS II (p para
    tendencia 0,03). Los resultados para el consumo
    de café descafeinado fueron semejantes, con una
    tendencia a la asociación inversa en la NHS I (p
    para tendencia 0,08) pero no en la NHS II (p
    para tendencia 0,67).

13
  • RESULTADOS PRINCIPALES (cont.)
  • No existía una asociación entre el consumo de té
    con cafeína y la incidencia de HTA en la NHS I (p
    para tendencia 0,79), aunque sí se detectó un
    aumento moderado del riesgo en la cohorte de
    mujeres más jóvenes (p para tendencia 0,01).
  • El consumo de bebidas de cola azucaradas y light
    mostró una asociación positiva con la HTA en
    ambas cohortes. Los análisis complementarios
    ajustados por consumo de sodio, magnesio,
    potasio, fósforo y calcio o analgésicos no
    modificaron los resultados de forma sustancial.

14
  • CONFLICTOS DE INTERÉS
  • Inexistentes.

15
  • RECOMENDACIONES PARA LA PRÁCTICA
  • Conclusión
  • No existe una asociación lineal entre el consumo
    de cafeína y la incidencia de HTA. Aunque el
    consumo habitual de café no se asoció a un
    aumento de riesgo de HTA, el consumo de bebidas
    de cola azucaradas o light sí lo hizo.

16
  • RECOMENDACIONES PARA LA PRÁCTICA (cont.)
  • Comentario
  • En algunos ensayos (pequeños y con períodos
    cortos de observación, lt 80 días) se ha
    especulado con que el café podría causar HTA (2).
    En un estudio reciente realizado en Taiwan (3) se
    encontró una fuerte asociación inversa entre la
    frecuencia y duración del consumo de té y la HTA
    (la comparabilidad de los resultados entre ambos
    estudios es dudosa por los tipos de té
    consumidos, probablemente diferentes a los del
    presente estudio).

17
  • RECOMENDACIONES PARA LA PRÁCTICA (cont.)
  • Comentario
  • Los autores especulan con el hecho de que quizás
    alguno de los componentes de las bebidas gaseosas
    o refrescos pudiera ser el responsable de un
    exceso en el riesgo de HTA. Estudios recientes
    con modelos animales han puesto de manifiesto un
    efecto de las bebidas de cola sobre la
    resistencia insulínica, y estudios en humanos han
    demostrado una asociación entre el consumo de
    éstas y un aumento del riesgo de diabetes en la
    cohorte NHS II (4). Son necesarios más estudios
    para confirmar si este tipo de bebidas están
    causalmente relacionadas con el riesgo de HTA y
    el mecanismo subyacente.

18
  • REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS
  • 1.Klag MJ, Wang NY, Meoni LA, et al. Coffee
    intake and risk of hypertension the Hopkins
    precursors study. Arch Intern Med.
    2002162657-62.
  • 2.Jee SH, He J, Whelton PK, et al. The effect of
    chronic coffee drinking on blood pressure a
    meta-analysis of controlled clinical trials.
    Hypertension. 199933647-52.

19
  • REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS (cont.)
  • 3.Yang YC, Lu FH, Wu JS, et al. The protective
    effect of habitual tea consumption on
    hypertension. Arch Intern Med. 20041641534-40.
  • 4.Schulze MB, Manson JE, Ludwig DS, et al.
    Sugar-sweetened beverages, weight gain, and
    incidence of type 2 diabetes in young and
    middle-aged women. JAMA. 2004292927-34.
About PowerShow.com