Presagio - PowerPoint PPT Presentation

View by Category
About This Presentation
Title:

Presagio

Description:

Venido desde el celeste paraninfo, bajo el iridiscente plumaje de radiosas alas, viaja un alma dormida por el celaje de una estrella, para ser dulcemente depositado el regalo del Altísimo en el primer llanto del vital amor. Cuando el viejo Kuai-mare acarició su larga barba blanca, Dios principal de los Waraos, que personifica "El Feliz que Habita Arriba". Es blanco, cabellos largos, ojos grandes, orejas largas, tanto que una llega al oriente y otra al occidente, y los zarcillos que usa brillan como el oro y la plata. Su vestimenta es una túnica finísima que flota en el aire produciendo la brisa que agita el agua de los ríos. Cuando camina produce movimientos de tierra. Es el creador de los espíritus buenos y de los malos – PowerPoint PPT presentation

Number of Views:86
Slides: 24
Provided by: arnoldoeloy
Category: Other
Tags:

less

Write a Comment
User Comments (0)
Transcript and Presenter's Notes

Title: Presagio


1
Redactado por el Filósofo José Luis Damis
Diseño y Montaje A.P Sylvia R Pérez L
Ciudad de Buenos Aires, febrero 14 de 1975
2
Presagio
PARQUE NACIONAL CANAIMA VENEZUELA
3
  • Venido desde el celeste paraninfo, bajo
    el iridiscente plumaje de radiosas alas, viaja un
    alma dormida por el celaje de una estrella, para
    ser dulcemente depositado el regalo del Altísimo
    en el primer llanto del vital amor. Cuando el
    viejo Kuai-mare acarició su larga barba blanca,
    Dios principal de los Waraos, que personifica
    "El Feliz que Habita Arriba". Es blanco, cabellos
    largos, ojos grandes, orejas largas, tanto que
    una llega al oriente y otra al occidente, y los
    zarcillos que usa brillan como el oro y la plata.
    Su vestimenta es una túnica finísima que flota en
    el aire produciendo la brisa que agita el agua de
    los ríos. Cuando camina produce movimientos de
    tierra. Es el creador de los espíritus buenos y
    de los malos

4
  • Agudizó su mirada de milenaria sabiduría y
    observando cuidadosamente al recién nacido,
    exclamó emocionado que, Antonio Otazzo, ese
    pedacito de carne tierna y sensible que alzaba
    entre sus brazos, tenía en su cuerpo los signos
    reconocibles de los grandes seres de la
    humanidad.
  • Era también el último gran oráculo que se
    pronunciaría antes de que el mundo se sumiera en
    la incredulidad, la locura, el espanto y la
    barbarie. El gran Kuai _ mare habló y fue
    anunciando las palabras con lágrimas en los
    ojos presagiando que el artista daría, a través
    del lienzo el gran mensaje que recuperaría del
    fango, la sangre y la miseria, a una civilización
    desintegrada y putrefacta, aniquilada en su
    propio sin sentido.

5
  • Así fue, que por mandato divino un grupo
    selecto de ángeles llevaron a Antonio Otazzo a la
    morada donde habitaban los espíritus de los
    pintores de La Gran Sabana, allí recibiría su
    iniciación en los misterios del arte. Pasaron
    varios años de este esotérico aprendizaje, hasta
    que al fin, cumplido el mismo ascendió a la
    cumbre para empezar su actividad en el mundo de
    los hombres. Otazzo tenía entonces cinco años y
    pronto debería empezar sus estudios primarios.

6
  • Fue en esa época cuando la monótona parsimonia de
    su Valle Guanape, el tranquilo caserío donde
    vivía Otazzo, se transformó en embriagador
    entusiasmo. Por las noches el niño salía
    sonámbulo a dialogar con el rio que inevitable,
    respondía a sus interminables preguntas.
    Luego el pueblo se reunía en la selva y Antonio
    subyugaba el alma de esa humilde gente. El girar
    de los astros, el destino del viento, el lenguaje
    de los pájaros y de los peces, fueron algunos de
    los temas menores de los que hablaba el pequeño
    prodigio.

7
Pero llegó la edad fatal de todo niño los seis
años. La escuela primaria significa el primer
martirologio que la sociedad tiene destinado al
ser humano. Y en ese sentido Antonio era un niño
como los demás. Madrugones horribles, matemáticas
incomprensibles, maestros como ogros que habían
ascendido del infierno para cumplir la misión de
torturar a los infantes, además aunado a todo
esto, la terrible e inesperada partida al viejo
continente, con diferentes costumbres llenas de
su fanatismo religioso.
8
La rebelión del niño Antonio consistió en arrojar
violentamente tizas contra las educadoras,
blasfemar escondido detrás del pupitre, hacer pis
contra las paredes de la escuela, pero de regreso
al hogar en la soledad de su cama y encadenado a
un puerco mundo, sollozaba desesperadamente,
recordando su Valle Guanape.
9
(No Transcript)
10
  • A medida de que pasaban los años convertido en un
    renegado escolar provocado por el terrible vacío
    de su pueblo que tanto añoraba, fue la única
    preocupación de Antonio el hacer figuras de
    barro, cera y yeso, ya que la regla de tres
    simple, era una incógnita indescifrable y solo en
    la madurez pudo comprender la tabla del dos.
  • Así transcurría el tiempo, incomprendido y
    solitario en su nueva residencia, alejado de su
    patria Venezuela y su pequeño caserío oriental.

11
Solo la música que el niño ejecutaba con
maestría incomparable y el barro con que amasaba
sus figuras, eran los elementos con los que iba
elaborando su alquimia interior. El gran reto que
le ofrecieron los mortales fue estudiar para el
futuro, convirtiéndose esto en una tortura para
el joven Otazzo, quien por su espíritu aventurero
y lleno de cualidades artísticas, lo rechazaba
su inconsciente, pero su desafío estuvo en ser
permanentemente reprobado. Pero aún en su
soledad Antonio juró llegar a ser famoso, y una
noche, entre relámpagos y centellas oyó una voz
celestial que le dijo Antonio tú tienes que
cruzar el mar que te alejó de tu país un día y
preparar la gloria que en tu ser flama desde
niño.
12
  • Una mañana cualquiera después de tanto cavilar
    la predicción del ángel, se despidió de sus
    padres y del viejo continente. Poco después,
    desde la borda de un barco pirata, el último de
    los barcos piratas que venía hacia el Caribe,
    Antonio Otazzo lagrimeó por la desafiante
    incertidumbre que le aguardaba, ante el reto de
    prepararse para su gran misión, mientras mas
    avanzaba la proa hacia el calor materno del
    placentero alumbramiento, distraía el recuerdo de
    la angustiosa pena por haber abandonado con
    infinito pesar la matriz de quien con tanto deseo
    le pario. Si sucumbiendo vamos unos muriendo y
    otros soñando lejos de todo y cerca de nada !.
    Navegando en la melancólica soledad, sonriendo
    saludable como quien cree que se va para volver,
    regalando bondades y reteniendo heridas
    recibidas.

13
  • Madre dormir quisiera sobre el vientre
    de mi primera aurora y con un soplo de tu
    espíritu ir perfumando el regreso
  • Venezuela afortunada tierra que lo vio
    nacer abría sus brazos al hijo prodigo. Antonio
    en medio de una luna plagada de venturosos
    augurios, al pisar de nuevo su tierra, se tumbo a
    la arena y la abrazó sollozando de emoción ante
    tanto verde esperanza, donde anida la flor virgen
    y la India desnuda.
  •  

14
(No Transcript)
15
Sabía que era un maestro, eso lo consolaba de
las desdichas pasajeras del mundo. Siguiendo su
andar hasta el Guaraira-Repano, como Zaratustra,
también comenzó a dar un mensaje a los hombres
Jamás hombre alguno como yo, ha deseado el poder
de la creación con una pasión más violenta, jamás
un hombre ha sentido una sed tan ardiente de
poder para ejemplarizar con su obra al mundo,
solo yo, el maestro Otazzo y solo para satisfacer
mi orgullo ancestral.
16
  • Y en el Guaraira Repano, donde se recluyó por
    años, comenzó a atrapar las formas de la
    naturaleza con la magia de su pincel. Hasta que
    un día descendió entre los hombres y allí, como
    antes había descubierto la naturaleza, ahora
    descubrió a la mujer, ese misterio femenino con
    que iba impregnando su tela en la cabaña, con
    presagios de primavera. Pero no solo era la
    hembra lo que expresaba Otazzo, era la Isis
    Egipcia, La Deméter Griega, La Kali Hindú, La
    Venus de Millo y la María-Lionza de Sorte.

17
Es la gran madre universal que le ofrecía su
profunda naturaleza, pero tal vez sus
admiradores estén lejos de comprender lo que dice
Otazzo Por un problema de evolución, es la
mujer quien en su vientre lleva el privilegio de
la creación, es quien por su sensibilidad
nerviosa presiente ante lo oculto, afirma lo
invisible vigilante nocturna para preservar la
cría ampliando los límites de la vida para
después de la muerte, como única esperanza de
progreso sobrellevando el cuerpo como una cosa
externa.
18
  • Pasaron muchas lunas y soles, hasta que
    una noche en su taller de Cagua, el mismo extraño
    ser, volvió a aparecer luminoso y radiante Te
    acuerdas de mí?, si, tu eres la voz que me
    consoló un día respondió Otazzo. Ha llegado la
    hora para que prepares la gloria, camina, es hora
    de comenzar a caminar, que allá arriba te espera
    la cima, aunque la cuesta sea escabrosa,
    empinada, entre cardones y espinas, camina, que
    allá arriba te espera la cima, la génesis de tu
    proceso de llegar a ser. No desfallezcas aunque
    el camino produzca fatiga, allí te espera
    descansar en la cima y escapar de la lokura y
    mientras Otazzo extasiado contemplaba las
    estrellas, el rayo de luz desapareció, quizás
    para siempre, como un cuento de fantasía.

19
  • Otazzo después comenzará su misión salvífica con
    su verdadera vida pública de artista y al final,
    esta vez desde la fascinación de los Tepuyes
    donde todo fue hecho para la eternidad, la
    profecía comienza a develarse. Otazzo les dirá a
    los hombres su último mensaje.

20
Después profetizarán los más grandes astrólogos,
se perderá en el occidente, pero ya entonces la
humanidad estará salvada a través de la
conciencia que transmite su arte, pero el
recuerdo de familiares y amigos a quienes por
seguir un extraño destino, con su ausencia
sacrificó, por no saber si con la obligada misión
hizo un bien o hizo un mal menospreciando
honores sobre las ruinas de un perturbado mundo,
en el que su inocente niñez jamás le abandonó.
21
(No Transcript)
22
Otazzo Para quienes Aman al Mundo
Asistente Personal A.P Sylvia
R Pérez Lamas
23
VENEZUELA
El máximo exponente de los pueblos es La Cultura
About PowerShow.com