Peluquerías - PowerPoint PPT Presentation

View by Category
About This Presentation
Title:

Peluquerías

Description:

Si hubo un tiempo en que la peluquería era un centro exclusivo para mujeres lo cierto es que hoy lo es para hombres y mujeres de todas las edades. – PowerPoint PPT presentation

Number of Views:728

less

Write a Comment
User Comments (0)
Transcript and Presenter's Notes

Title: Peluquerías


1
La peluquería, centro profesional de la imagen
Si hubo un tiempo en que la peluquería era un
centro exclusivo para mujeres lo cierto es que
hoy lo
es para hombres y mujeres de todas las edades.
Las generaciones de los cuarenta y por encima
hemos vivido un estereotipo masculino que obligaba
al hombre a no preocuparse por su imagen o por su
bienestar físico. El hombre no gastaba en ropa
más que la obligada por el trabajo. De hecho,
muchos ni siquiera se la compraban ellos mismos,
dejando la decisión de cómo vestir en manos de
sus madres o mujeres. Era una época en que los
niños tampoco participaban en el proceso de
decisión de la ropa que iban a llevar, y en que
mucha
de la ropa de abrigo, de lana, se hacía en casa.
Los cortes que podía elegir un hombre en el
barbero eran limitados y los niños acompañaban a
sus
madres a la peluquería cuando no les cortaban
ellas mismas el pelo, o las abuelas. Es verdad
que las
familias dominaban más artes del cuidado
personal, pero también que se preocupaban menos.
La peluquería como centro de servicios
Hoy una peluquería es un centro profesional del
cuidado de la salud y la belleza de la imagen
personal de hombres y mujeres. Muchas de ellas
disponen de equipos de profesionales
especializados en diversas áreas, preparados en
las últimas técnicas para brindar los
conocimientos
más modernos y lo último en salud capilar. A ello
añaden salas y mobiliario que hagan de la cita con
la peluquería una experiencia gratificante para
todos los sentidos y una oferta de servicios
amplia y
variada.
Encontramos en la mayoría de ciudades peluquerías
de innumerables estilos de mobiliario
metálico, de vidrio, que juegan con el color, de
ambiente pop, de estilo arquitectónico con poco
mueble y muchas texturas, porque la forma de
sentirse cómodo no es única y el objetivo de toda
peluquería es conectar con un público que se
siente cómodo con el mismo ambiente que el
profesional que ofrece en ella sus servicios.
Aunque todo profesional ha de poder ofrecer lo
que se
demanda, cada uno tiene su estilo. Es importante
por tanto que las personas varíen y conozcan
varias peluquerías para encontrar aquella con la
que se sienten especialmente cómodas o que les
inspira particular confianza.
La peluquería como experiencia de relax
La decoración de la peluquería es realmente una
decisión primordial no sólo porque ha de acertar
con el estilo del peluquero y de la clientela
deseada sino también porque tiene que conseguir
de la
estancia en la peluquería una experiencia
agradable. La sala de espera, por ejemplo, ha de
permitir
reposar cómodamente, que esperar diez, quince
minutos sea más un placer que un estorbo en el
atareado día un momento de relax.
Los asientos han de ser cómodos, ni demasiado
blandos ni demasiado duros, pero sobre todo
fáciles
de limpiar y especialmente de eliminar los
pelillos, el residuo que genera toda
peluquería. Las
decisiones en cuanto a colores, música, imágenes,
tienen tantas variables que no puede
generalizarse al respecto. Si bien es
prácticamente imprescindible hoy en día el
asesoramiento de un
experto a la hora de establecer un centro de
peluquería, estos temas son muy personales y ha
de ser
el peluquero el que implante su sello personal en
su establecimiento.
Nueva peluquería para hombres
Una peluquería para hombres ha de poder ofrecer
desde el clásico corte de barbero hasta el peinado
más moderno, con estilos renovados y baños de
color. El oficio enseña a un profesional a
entender
que cada persona tiene su propia forma de verse y
por tanto, la imagen que busca depende más de
2
motivaciones internas que de la carta de moda. El
arte de la profesión está en guardar un equilibrio
entre ajustarse al deseo del cliente mientras que
se sugieren opciones o cambios que podrían
favorecerle, sin olvidar que no hay nada que
favorezca más que el cliente se sienta a gusto
con el
corte que se le hace.
Si antaño el cliente ni se miraba al espejo por
lo mal visto, hoy en la peluquería es común ver
clientes pendientes de la evolución del corte,
abiertos a sugerencias, que consultan dudas o
problemas capilares o quieren saber cómo
conservar mejor su cabello o mantenerlo flexible
y sano.
Si te ha gustado este artículo, visítanos en
http//www.peluqueriasbcn.com
About PowerShow.com