Ortega y Gasset en la Introduccin al libro de Dilthey 1944 Teoras de las concepciones del mundo nos - PowerPoint PPT Presentation

Loading...

PPT – Ortega y Gasset en la Introduccin al libro de Dilthey 1944 Teoras de las concepciones del mundo nos PowerPoint presentation | free to view - id: 27fc45-NDEzZ



Loading


The Adobe Flash plugin is needed to view this content

Get the plugin now

View by Category
About This Presentation
Title:

Ortega y Gasset en la Introduccin al libro de Dilthey 1944 Teoras de las concepciones del mundo nos

Description:

Ortega y Gasset en la Introducci n al libro de Dilthey (1944) Teor as de las ... o con los ni os m s lentos para aprender, descubrimos que nuestra respuesta ... – PowerPoint PPT presentation

Number of Views:153
Avg rating:3.0/5.0
Slides: 21
Provided by: josma5
Category:

less

Write a Comment
User Comments (0)
Transcript and Presenter's Notes

Title: Ortega y Gasset en la Introduccin al libro de Dilthey 1944 Teoras de las concepciones del mundo nos


1
Ortega y Gasset en la Introducción al libro de
Dilthey (1944) Teorías de las concepciones del
mundo nos advierte de que muchas personas no
consiguen desarrollar una conciencia de la época
histórica que les ha tocado vivir, de las claves
que nos permiten entender los problemas del
presente como elementos de un proceso histórico,
en el que, la posibilidad de comprender los
problemas actuales depende de nuestra capacidad
para reconstruir el proceso que los ha generado,
buscando en el pasado las raíces de las que
provienen   todos los hombres viven en la
historia, pero muchos no lo saben. Otros saben
que su tiempo será histórico pero no lo viven
como tal.
2
"Da honda pena ver la desorientación de no pocas
muchachas en cuanto al porvenir de su vida.Hay
verdadera plaga de aspirantes al bachillerato.
Corriente impetuosa de la juventud hacia un
futuro miserable.Para las que quieren una
carrera, el bachillerato es condición
preliminar.Falta saber si ellas servirán para la
carrera...Para qué les servirá a muchas en la
vida saber Filosofía? Para qué las Ciencias
Naturales? Pobres jóvenes! Qué trabajo tan
estéril! Qué dinero y qué sacrificio tan mal
empleados!Si el importe de matrículas, libros,
viajes y profesores lo invirtieran en comprar una
maquinita de hacer punto, tendrían una vida más
segura que no estudiando trozos de
Jenofonte.Descartemos cierto grado de cultura
intelectual, conveniente según la categoría
social grado, desde luego elemental, que basta
para la vida.Y, aparte de eso, y de algunas
nociones de economía y contabilidad, cosa muy
ligera, que se podría aprender en unos meses,
una práctica larga y explícita de cocina.
Las chicas bien se reirán pero
habrá que reírse de ellas. Porque a veces son
cabecitas ligeras, en que no entran ideas
profundas.Queda la necesidad. Hay carreras que
pueden ejercerse sin perjuicio de la misión
esencial de la mujer?Sí la de Farmacia,
Medicina de niños, Filosofía y Letras para
archivera, etc. (Ayala, 1963, 141ss.).
3
Desde 1975, junto a un aumento global del número
de estudiantes, también se aprecia un notable
incremento del número de mujeres matriculadas en
Educación Superior. Hace veinte años, las
mujeres eran una minoría en la Educación Superior
en todos los países de la UE con el paso del
tiempo, el porcentaje de mujeres ha aumentado y
ahora son mayoría en casi todos los países. Desde
1980 hay más mujeres que varones en Educación
Superior en Francia y Portugal. También se
observa este fenómeno en Suecia, Islandia y
Noruega desde 1985. Pocos años más tarde, el
número de mujeres estudiantes superaba al de
varones en Dinamarca, España, Italia, Finlandia y
más recientemente en Irlanda, Luxemburgo y el
Reino Unido. Aunque todos los países muestran un
aumento del porcentaje de mujeres, éstas siguen
en minoría en Alemania, los Países Bajos,
Austria, y también en Grecia, donde la diferencia
entre mujeres y hombres ha sido mínima desde
1985. (Comisión Europea Eurydice y Eurostat,
2001, 116).
4
Adscribiré la denominación de Primera Revolución
Educativa al proceso en el que se crea y se
generaliza el concepto mismo de escuela como una
institución dedicada específicamente a
enseñar.Tenemos documentos históricos que nos
permiten conocer la existencia de escuelas en el
Egipto del Imperio Antiguo, unos 2.500 años antes
de nuestra era. Al amparo de los templos se
crearon Casas de Instrucción, y en la corte del
faraón se establecieron Escuelas de escribas. En
ambas instituciones se transmitían los secretos
de la escritura, considerada como un instrumento
divino regalado a los hombres por el dios Thot.
Naturalmente, estas instituciones estaban
reservadas a la elite sacerdotal y de la
administración del Estado, ya que como afirma el
sabio Duauf, hijo de Khéti,  el escriba está
dispensado de todo trabajo y esfuerzo corporal
es el hombre feliz que puso la ciencia en su
corazón y, por encima de todo trabajo, se
convierte en príncipe sabio su escritorio y su
rollo de libros procuran bienestar y riquezas
(Galino, 1968, 96).
5
Los historiadores parecen estar de acuerdo en que
necesitamos llegar hasta la Prusia de Federico
Guillermo II, sobrino y sucesor de Federico II El
Grande, en el siglo XVIII, para encontrarnos con
la Segunda Revolución Educativa.El sentido de
esta Segunda Revolución Educativa estriba en el
hecho de rescatar la educación de la aleatoriedad
de las iniciativas privadas y comprometer la
responsabilidad del Estado en la creación y el
mantenimiento de un sistema coordinado de
escuelas que garantizara el acceso de todos los
niños a una escuela. El proceso histórico en el
que los Estados se responsabilizan de la
educación, hasta hacer efectivo un sistema
educativo que alcance a toda su población
infantil, va a ocupar la Historia de la Educación
de los siglos XIX y XX, y aún puede considerarse
incompleto en multitud de Estados que, en los
albores del siglo XXI, todavía no pueden
garantizar un puesto escolar a todos los niños
que viven en el territorio que administran.
6
 En tiempos de Giolitti, estas cosas se decían
en público se reunió en Caltagirone un
congreso de grandes propietarios que propuso por
toda reforma la abolición de la instrucción
elemental para que los campesinos y los mineros
no pudieran absorber ideas nuevas al
leer. También Fernando Martini era sincero.
Lamentando la apertura de las escuelas
secundarias a las clases inferiores, dijo Por
eso urge en las clases dirigentes la obligación
de esforzarse sin reposo para no ceder de ninguna
manera el predominio político y económico (
Alumnos de Barbiana, 1970, 69-71).
7
En 1807, el presidente de la Royal Society se
opuso a la propuesta de ley presentada por
Whitebread para la creación de escuelas
elementales en todo el país y que fue rechazada
por el Parlamento, afirmando En teoría, el
proyecto de dar educación a las clases
trabajadoras es ya bastante equívoco y, en la
práctica, sería perjudicial para su moral y
felicidad. Enseñaría a las gentes del pueblo a
despreciar su posición en la vida en vez de hacer
de ellos buenos servidores en agricultura y en
los otros empleos a los que les ha destinado su
posición. En vez de enseñarles subordinación les
haría facciosos y rebeldes, como se ha visto en
algunos condados industrializados. Podrían
entonces leer panfletos sediciosos, libros
peligrosos y publicaciones contra la cristiandad.
Les haría insolentes ante sus superiores en
pocos años, el resultado sería que el gobierno
tendría que utilizar la fuerza contra ellos
(Cipolla, 1983, 80).
8
Un texto escrito por el director de un colegio de
secundaria, y publicado como editorial de la
revista escolar Victoria en 1964, puede servir
para ilustrar la mentalidad selectiva de la
pedagogía de la exclusión, mayoritariamente
vigente hasta hace muy pocos años, y aún añorada
por algunos profesores  El 92,3 de los
alumnos han logrado superar las pruebas y dejar
muy en alto el pabellón del colegio. A todos
aquellos nuestra felicitación más sincera.Por lo
demás, echareis de ver que faltan algunos de
nuestros compañeros los arrastró la vorágine de
la vida unos fueron a terminar sus estudios en
la Universidad otros escogieron la libertad en
Campillos los menos colgaron los libros, y por
aborrecer las aulas les retienen duros
trabajos.Así es que amigos, aprovechemos las
sabias lecciones que nos da la vida, y cuando la
barba de tus vecinos veas pelar, echa la tuya a
remojar. Refrán que los entendidos podrían
traducirlo asíAhora estáis de nuevo ante el
deber cumplidlo con asiduidad no lo consideréis
como una carga, sino como un premio, pues día a
día fraguáis vuestro porvenir. (Esteve, 1998,
202).
9
Exámenes oficiales.- Sigue triunfando
rotundamente el Colegio en los exámenes
oficiales. Los datos cantan Reválida Elemental
número de alumnos 72, aprobados 1º 41, aprobados
2º 60, tanto por ciento 83,5, 1-S, 1-M.,
7-N. Reválida Superior Número de alumnos 42,
aprobados 1º 41, aprobados 2º 41, tanto por
ciento 97,6, 2-S., 2MH., 10-N. Preuniversitario
Número de alumnos 33, aprobados 1º 29, aprobados
2º 26, tanto por ciento 73,6, 3-N. (Revista
Victoria, 1961-62, 6).  Aun partiendo de la
base de que se trata de un colegio elitista, que
ya ha seleccionado a los alumnos en el ingreso,
observamos la mortandad estadística del sistema
escolar de 1960, basado en la pedagogía de la
exclusión. Entre la Reválida Elemental, que se
hacía a los niños de 14 años, y la Reválida
Superior, efectuada a los 16, el colegio ha
eliminado a 30 niños, ya que de 72 alumnos sólo
han sobrevivido a la selección permanente 42. Es
decir, en dos años, el sistema selectivo ha
expulsado del colegio al 41,67 de sus alumnos.
Pero, al llegar al curso preuniversitario, sólo
sobreviven 33 alumnos es decir, en tres años, el
sistema ha eliminado al 54,17 de los niños,
produciendo en sólo un curso, entre los 16 y los
17 años, el abandono del 12,5 de los alumnos.
10
A este primer mecanismo de exclusión, basado en
eliminar, cada año, a los alumnos con más
dificultades para aprender, se añadía un segundo
mecanismo basado en eliminar del sistema
educativo, de forma fulminante, a los niños que
plantearan cualquier problema de mala conducta
grave. En los colegios e institutos de mediados
del siglo XX, en los que estudiamos la mayor
parte de los adultos del presente, un niño que
planteara un problema de conducta más o menos
grave, tal como un enfrentamiento con el
profesor, un insulto público o una acción
violenta, era expulsado del centro, a discreción
del director, en menos de veinticuatro horas
(Esteve, 1998, 235-245).
11
En los sistemas escolares que se organizan a
partir de la Segunda Revolución Educativa, se
mantienen los dos elementos de privilegio que ya
vimos en la creación de las Escuelas de Escribas
en Egipto la educación seguía reservada a una
minoría de privilegiados y éstos, como eran
pocos, obtenían la recompensa de una buena
posición social y unas buenas retribuciones
económicas gracias a su capacidad para sobrevivir
en el sistema escolar. En efecto, durante las
décadas de 1950, 1960 y 1970 los titulados de la
secundaria superior seguían siendo tan pocos, que
una persona con el título de bachiller superior
encontraba un buen trabajo con un buen salario.
  Si un adulto del presente se preguntara qué
se hacía en el colegio en que él estudió con los
niños que planteaban problemas de conducta o con
los niños más lentos para aprender, descubrimos
que nuestra respuesta pedagógica era única y
clara expulsarlos.
12
Los nostálgicos del sistema educativo selectivo
en el que nos educamos los adultos del presente.
Juzgan mejor el sistema educativo selectivo,
previo a la extensión universal de la
escolaridad, ya que según piensan se obtenían
mejores resultados con los alumnos, y, desde
luego no se registraban en los centros escolares
los problemas de conducta que hoy se han
generalizado en muchos centros educativos pero
no se detienen a pensar que hace treinta años
acababan la secundaria el 9 de los mejores
alumnos del país, mientras que en el momento
actual se trabaja con el 100 de los niños,
incluyendo sin exclusiones a los más enfermos y a
los más heridos. Desde esta línea argumental, el
hito histórico que supone la Tercera Revolución
Educativa, planteando la escolarización
universal, extendiéndola a la educación
secundaria, y concibiendo a la educación como un
derecho sin exclusiones, es interpretado como un
fracaso y no como un éxito.
13
El elemento central de cambio, la transformación
más sustancial que nos permite hablar de una
Tercera Revolución Educativa, es que por primera
vez en la Historia hemos eliminado la pedagogía
de la exclusión, y hoy perviven en nuestros
centros de secundaria, junto a alumnos de
excelente nivel, miles de niños que antes
expulsábamos. Como hemos visto, nuestro anterior
sistema educativo actuaba como un hospital que
expulsaba a los más enfermos ya que los alumnos
más torpes y los que planteaban cualquier
problema de conducta eran eliminados en alguno de
los mecanismos selectivos del sistema. Sin
embargo, la situación actual, desde la
perspectiva individual del profesor en el aula,
es valorada como un desastre total antes él
tenía una clase con veintiocho alumnos buenos y
dos malos, y ahora los números se han invertido.
Desde la perspectiva individual de su aula, el
nivel de enseñanza ha bajado indiscutiblemente
pero, desde una perspectiva social, multiplicando
los dos buenos de cada clase por el inmenso
número de nuevos centros de enseñanza,
descubrimos que el nivel de los mejores sube y
también sube el nivel de los peores, porque
aunque ahora sea bajo antes era igual a cero, ya
que los expulsábamos del sistema educativo.
14
El trabajo realizado por la Universidad de
Barcelona (U.B.) sobre los alumnos que ingresan
al primer curso de todas las carreras
universitarias demuestra que los alumnos formados
en el sistema comprensivo y no excluyente,
implantado en los últimos años, no presentan
diferencias significativas respecto a su éxito
escolar en los primeros cursos de la Universidad
al compararlos con los alumnos del sistema
anterior.   Datos comparativos COU-LOGSE.
Cohortes 1998/99 y 1999/00. En el conjunto de
las enseñanzas estudiadas, el nivel medio de
abandono al finalizar el primer año se sitúa en
torno al 14, aunque existen situaciones muy
diversas entre las enseñanzas. El abandono es
ligeramente superior en los estudiantes de COU
respecto a los de la LOGSE (15 frente al 13,
aproximadamente (Martínez, Roselló y Viader,
2000, Conclusiones, 1).
15
Los mismos datos se obtienen en la segunda
evaluación de la educación primaria realizada por
el Instituto Nacional de Calidad y Evaluación
(INCE) del Ministerio de Educación en febrero de
2000. Según declaración de Roberto Mur,
Secretario General de Educación y Formación
Profesional   Los resultados reflejan un
progreso de los alumnos de 6º de primaria en
matemáticas y lengua, y una estabilización en la
materia de conocimiento del medio (las antiguas
ciencias sociales y naturales) respecto a 1995,
cuando se realizó el primer informe sobre
escolares de 6º de la antigua Educación General
Básica (EL PAIS, 15 de febrero de 2000).
16
Enseñar hoy, es algo cualitativamente más difícil
de lo que era hace treinta años. Básicamente,
porque no tiene el mismo grado de dificultad
trabajar con un grupo de niños homogeneizados por
la selección, que atender al cien por cien de los
niños de un país, con el cien por cien de los
problemas personales y sociales pendientes
(Esteve, 1994). 
17
Algún ejemplo pueden ilustrar las nuevas
dificultades que tienen que enfrentar los
profesores en las aulas. Recientemente saltaba a
la prensa el caso de Ainhoa, una niña de ocho
años cuyo caso requiere la actuación de la
Fiscalía de Menores tras haber sido abandonada
por su madre, prostituta y heroinómana. La
policía detiene a la madre en una riña callejera,
y ésta les da la dirección de su casa diciéndoles
que no sabe nada de su hija en los últimos tres
días.   Al llegar a la casa, los policías
encontraron a la niña estudiando. Llevaba tres
días sola. En ese tiempo hizo la compra, cocinó,
limpió y acudió al colegio con los deberes
hechos (EL PAIS, 16 noviembre 2002). Otro
diario puntualizaba que el equipo de
trabajadores sociales también mantenía frecuentes
contactos con el centro escolar donde estudiaba
la menor. Ainhoa siempre ha cumplido con sus
obligaciones escolares y obtenía buenas notas
(SUR, 16 de noviembre de 2002).
18
 Ahora todos estos niños están escolarizados y,
como puede suponerse, en tan precarias
condiciones sería inhumano centrarse sólo en
tareas de enseñanza sin atender a los problemas
personales de unos alumnos descentrados por
semejantes condiciones de vida en unos entornos
familiares muy desestructurados. Para entender lo
que esto significa en nuestros sistemas
escolares, vale la pena recordar el considerable
número de niños que todavía viven en situaciones
de pobreza en nuestras desarrolladas sociedades
europeas. UNICEF nos ofrece los siguientes datos
sobre el porcentaje de niños en situaciones de
pobreza, utilizando como medida la disposición de
menos de un dólar al día.
Fuente UNICEF. A league table of child poverty
in rich nations. Innocenti Report Card Núm. 1.
Centro Internacional para el desarrollo del niño.
Florencia, 2000.
19
 Una vez que el capital humano ha alcanzado un
umbral crítico, juega un papel aún más relevante
en el proceso de desarrollo económico. Lo que es
más, la obtención de altos niveles de educación
secundaria y terciaria son importantes para que
el capital humano se traduzca en un crecimiento
económico sólido (OECD UNESCO, 2003,6)  El
informe, igualmente, señala la existencia de una
relación entre el aumento de la escolarización y
otros beneficios no económicos, como mejoras en
la salud de la población, en los indicadores de
bienestar personal y social, en la cohesión
social y en la disminución de las tasas de
desempleo. Como resultado, la educación esta
siendo considerada, cada vez más, como una
inversión para el futuro colectivo de las
sociedades y naciones, mucho más que para el
simple éxito futuro de los individuos (OECD
UNESCO, 2003, 5).
20
Los elementos fundamentales que caracterizan
la Tercera Revolución Educativa son los
siguientes1.Extensión real de la educación
primaria a todos los niños en edad de
recibirla.2.Declaración de la obligatoriedad del
primer ciclo de la educación secundaria y aumento
continuo de la escolarización en el segundo ciclo
de secundaria.3.Reconocimiento de la importancia
de la educación preescolar, integrándola en las
planificaciones educativas de los Estados.4.El
intento de dar respuestas educativas a la
diversidad, superando la pedagogía de la
exclusión y desplazando la atención desde la
enseñanza hacia el aprendizaje.5.La intención
explícita de reconvertir nuestros sistemas de
enseñanza en sistemas educativos, considerando la
educación como un derecho y no como un
privilegio.6.Por efecto de la extensión y
democratización de la educación, ésta deja de
estar reservada a las minorías, y, en
consecuencia, sólo puede generar formación, pero
no asegurar el valor de cambio anteriormente
asociado a los grados educativos en términos de
estatus social y económico.7.Planificación
social de la educación a partir de los conceptos
de reserva de talento, sociedad del conocimiento
y capital humano.  
About PowerShow.com